sábado, 25 de diciembre de 2010

OTRA VEZ LAS INUNDACIONES. OTRA VEZ LA DESESPERANZA.

Ya hoy no sólo hablo de los daños de las lluvias, sino de verdaderas  pérdidas, e incluso catástrofes, causadas por las inundaciones que venimos padeciendo, especialmente entre otros lugares,  en la campiña de Córdoba desde comienzos de Diciembre. En Jaén los daños no han sido tan generalizados y, en concreto yo, me he beneficiado del agua.
  Sin embargo, en mi finca de la Campiña Sur cordobesa llevo contabilizados en este mes 281 litros que, sumados a los caidos desde Septiembre, hacen un total de 513 litros, cantidad superior a la recogida en todo un año en campañas anteriores.
Y no es unicamente la cosecha del olivar la que se va a ver mermada, con la caida, el  arrastre a los barrancos del fruto y la imposibilidad de entrar en aquellas tierras de bujeo con una maquinaria pesada y por donde corren verdaderos arroyos de caudal rápido y abundante en una zona donde pocas explotaciones han terminado la recolección.
 También el trigo ha sufrido los destrozos que ya le afectaron el año pasado. Un año más las partes bajas, recien sembradas y que empezaban a repuntar con fuerza, parecen más auténticas lagunas en las que se espera ver patos nadando que un trigo ahijando. Sin contar que hay parte de las hectáreas pensadas y dedicadas al trigo que aún no han podido sembrarse porque la lluvia no lo ha permitido. Un año más en las mismas parcelas, en los mismos cultivos y, aunque este año tengo suscrito un seguro, dudo que pueda resolver todos los desastres acumulados.
UPA cifra en 59,64 millones de euros los últimos perjuicios de estas lluvias en la provincia de Córdoba y ha pedido a la administración un plan de recuperación de suelos, arreglo de caminos y mantenimiento de cauces y riberas de ríos y arroyos. A MÍ YA NO ME QUEDA TIERRA DIAPONIBLE PARA TAPAR CÁRCAVAS TAN PROFUNDAS Atender estas peticiones sería lo lógico, pero seguramente, como siempre nos veremos desatendidos como lo estamos en la regularización del precio del aceite, que por mucho que ahora se venda, está estancado sin cubrir gastos, y del trigo que ahora ha subido a 37 pts el kilo, cuando lo tuvimos que vender, obligados por las deudas nada más recogerlo, a 27. 
De todas maneras, aunque se empeñen no nos van hacer abandonar nuestras tierras y cuidaremos de ellas, aunque tengamos que quitarnos el pan de nuestras bocas porque preferimos morir nosotros antes que nuestros frutos que también son nuestros hijos.     

sábado, 11 de diciembre de 2010

LA LLUVIA Y OTRA ÚLTIMA NOTICIA

Las lluvias han llegado otra vez y en distintos puntos de nuestra región han hecho mucho daño. En Jaén y en Córdoba donde yo trabajo también. Pero en Jaén, y concretamente en mi zona, han benificiado y no han producido destrozos importantes. Sólo la aceituna, gorda y llena de agua, ha empezado a caerse y producirá un aceite más dulce. En Córdoba, sin embargo, en aquella tierra de bujeo, las aguas corren libremente e inundan el terreno. El trigo, en mitad de la siembra y empezando a salir, ya no sirve y nos vuelve a pasar lo del año pasado. Una y otra vez lo mismo. Pero este año voy a suscribir el Seguro. La fecha tope es el día 15 y no nos queda más remedio que hacerlo. Es su política e, incluso, nos pondrán pegas a la hora de reclamar.
Hoy, como siempre pasa en la vida y en nuestra vida, hay otra noticia a la que me agarro para tener esperanza y seguir luchando. Ayer se presentó en Sevilla la Fundación José Ramón Guillén, que impulsada por Acesur, quiere consolidar la cultura del aceite, pretendiendo que la culminación de este trabajo sea la declaración del olivar como patrimonio de la humanidad por parte de la UNESCO.
El camino es otra vez largo, pero al menos, se ha iniciado y, como en la Ley del Olivar, unos estaremos más confiados y otros ya no se creen nada. Pero las cosas hay que iniciarlar y empujarlas todos juntos con todas las fuerzas. Y en esa idea persistiré siempre.        

jueves, 2 de diciembre de 2010

POR FIN LEY DEL OLIVAR

Por problemas personales importantes, he estado alejada de vosotros más de lo que hubiera querido, pero hoy aquí estoy para reivindicar con toda mi fuerza la APROBACIÓN DE LA LEY DEL OLIVAR.
Estos dias todos hemos leído el proyecto de la ley en el que se insiste en dos ejes fundamentales: 
- EL IMPULSO A LA COMPETITIVIDAD, que, entre otras cosas, supone algo muy importante para nosotros como "la modernización del sector, el aprovechamiento de residuos agricolas, el fomento del riego, el fotalecimiento de programas de investigación, innovación y formación de nuevas tecnologías aplicadas al olivar, la concentración de la oferta a través del asociacionismo empresarial y el fomento de la calidad de las producciones", estos dos últimos punsiempre considerados por mí como esencial.
- LA SOSTENIBILIDAD, en la que "se prevé ampliar políticas para mantener LA RENTA DE LOS OLIVICULTORES, impulsar la multifuncionalidad y diversificación de explotaciones e industrias, MEJORAR CONDICIONES DE TRABAJO y RESPALDAR EL OLIVAR TRADICIONAL, la producción ecológica e INTEGRADA y el uso eficiente de los recursos hídricos".
También se habla de novedades como LOS  CONTRATOS TERRITORIALES que los titulares de fincas podrán hacer con la Administación Autonómica a título personal o agrupados por zonas y esto todavía sin determinar y LAS AYUDAS PÚBLICAS que definirán un reparto asimétrico de los recursos para facilitar mayor apoyo a LOS OLIVAREROS QUE MÁS LO NECESITEN.
Con todo esto tenemos que estar de acuerdo, por muy teórico e indefinido que sea.
Que por fin el Gobierno y la Junta, aunque sea para justificarse de su pésima gestión, hayan reconocido la importancia de nuestro sector y hayan declarado alto y claro lo que todos nosotros sabiamos y queriamos oir, sin duda más estructurado y con los recursos bien especificados, es un comienzo. Hoy son algunos más los que conocen que en Andalucía  el olivar es la principal actividad económica para 250.000 familias en más de 300 municipios, que en ella se concentra la tercera parte del olivar europeo, el 40% de la producción mundial de aceite de oliva y que nuestro líquido supone el 24% del valor de la producción agraria regional.
Sí, como dice ASAJA A., el actual texto puede que esté "vacio de contenido, sin tener en cuenta propuestas del sector", pero ya esta ahí.
Va a ser difícil sacarlo adelante, sin dinero, con tanta desconfianza que respiramos ahogándonos. Somos otra vez nosotros los que debemos salir a dar la cara, apoyándonos unos a otros y, sobre todo, creyendo en nuestro potencial y en el valor de nuestros olivos. Sin miedo y con el coraje que nos da la tierra.
Vamos a valorar, como ha hecho UPA A., este proyecto de ley, sin esperar que las asociaciones que nos representan se pongan de acuerdo.
Además tenemos otra gran razón para estar optimistas. La lluvia está bañando nuestros campos, asegurando posibles cosechas, aunque nos impida seguir con la que acababamos muchos de empezar. Los días de lluvia siempre tienen que anunciar algo bueno y el 30 de Noviembre llovió. Y yo ya me voy a lanzar a la producción integada.         

jueves, 11 de noviembre de 2010

ROBOS, PRECIOS Y UNION

Otra vez me han robado en el campo. Ya es la segunda en este año y siempre en la misma campiña de Cordoba. Maquinaria antigua que tenia en la era del cortijo con la intención de venderla para renovarla y modernizarla. 
Lo curioso es que no se ha podido detectar rastro del hecho, ni rodadas, ni rotura de la cadena que impide el acceso a la finca, ni violencia alguna.
 Está claro que quienes lo han hecho conocían muy bien el camino, ya que lo más probable es que hayan entrado por los laterales no protegidos, y que incluso se hubiesen interesado por la compra de algún apero. No han sido rumanos. Han debido usar gruas o tractores potentes para el transporte y todo hace suponer que pueden ser nuestros propios provedores o gente cercana a ellos o conocedores de las intenciones y disponibilidades de la explotación. Hoy día es mas fácil y mucho más rentable robar que comprar y no podemos  fiarnos de nadie.
La Guardia Civil, a pesar de la denuncia, no podrá hacer nada, pero, al menos, si denunciamos, quizá, se consciencien de que el campo debe tener seguridad y más en estos tiempos en que todos necesitamos buscar la supervivencia de cualquier manera. Se acabaron los días en que podiamos dejar con tranquilidad nuestras herramientas de tabajo en el campo. Ahora tenemos que defendernos, y solos, de cualquier eventualidad adversa que nos sorprenda.
Precisamente había hablado unos días antes con algunos vecinos para proponerles la contratación conjunta de una vigilancia y seguridad privada. Pero eso en nuestro gremio es muy difícil. Siempre hay recelos, individualismos exacerbados y desconfianzas y nunca se llegan a acuerdos. Y TENEMOS QUE CAMBIAR YA. Estamos viviendo  una nueva época y nuestras ideas también tienen que ser nuevas.
Por eso me he alegrado al conocer que algunas almazaras y cooperativas de la provincia de Jaén están haciendo gestiones para comprar acciones del grupo SOS y poder jugar un papel más importante en el control y equilibrio de precio de nuestro aceite.
La carrera debe de ser ligera si no queremos perdernos totalmente en el camino. Unión ante los robos y  los precios. Unión por y para nuestra defensa.  
      

lunes, 1 de noviembre de 2010

DESVENTURAS Y VENTURAS DE UNA AGRICULTORA.

Hace tiempo que quería reencontrarme con todos vosotros, pero han sido éstos, días llenos de problemas para mí. Ahora necesito hablaros de ellos para que, quizá, muchos os sintaís identificados conmigo y confirmeís mejor la situación por la que estamos pasando.
En primer lugar el error del Laboratorio de la Junta de Andalucía, ofreciendo, en los análisis realizados a las  pipas de girasol de mi última cosecha, unos parámetros, sobre todo en grasa, sumamente bajos y no acordes con los usuales en esa campiña. Una carta de disculpa fue suficiente para ellos para paliar el daño ocosionado en la  difícil venta de ese producto.
 Dos conclusiones, de las que podeís tomar nota, he sacado de este asunto: No confiar, como hasta ahora, en ese Laboratorio, que trabaja a precios razonables, y guardar siempre muestras para volver a repetir los análisis en caso necesario.
He seguido luchando por la devolución del I.B.I. rústico de Córdoba de los años 2009 y 2010 como una compensación de los perjuicios causados en esa misma provincia por las inundaciones pasadas. He vuelto a presentar informes periciales, fotos, presupuestos para futuros arreglos y en todos los organismos y asociaciones visitadas he recibido la misma respuesta: Sin seguro y con la falta de dinero existente esa reclamación parece imposible. Lo que me ha obligado a recorrer entidades aseguradoras   que pudieran garartizarme una cobertura suficiente a un precio posible de ser afrontado. Este año, sin duda, voy a suscribir un seguro. 
Y aún más, como consecuencia de esos daños, que son necesarios reparar para la próxima y cercana siembra, me he puesto en contacto con varias casas para comprar alguna maquinaria. En muchas, sobre todo con las que trataba por primera vez, no sólo no admiten cheques como forma de pago, sino que exigen transferencia bancaria previa al envio de la maquinaria elegida. Con lo cual yo, por mi parte, reclamo, documento de la casa con compromiso de llevar a la finca su máquina al  día siguiente de recibir el pago.
Y eso mismo se me ocurre  hacer con una almazara que me ofrece por toda la aceituna que yo pueda recolectar en esta campaña un precio alto para los precios a los que ya nos estamos acostumbrando.  Contrato  ante notario y avales de pago.
Nunca había actuado así, pero desde ahora no nos va a quedar otro remedio.
La administaciones cometen errores - un embargo erróneo de la Tesorería de la Seguridad Social de Córdoba, después de varios meses de aclaraciones se ha podido, por fin, resolver favorablemente- Nuestros proveedores, nosotros mismos no disponemos de liquidez y eso también me ha llevado a cometer equivocaciones.
Y una grave en estos mismos días: En la última cura aboné mis olivos, que como muchos de los vuestros estaban magníficos y de los que yo me sentía orgullosa, como madre amante y protectora, con productos baratos, concretamente de la casa FITOGAL. Ya había recibido información, no muy buena, de la citada empresa. Otra persona, en la que yo confio y que había experimentado con éxito con ellos, me animó a hacerlo.  A los pocos días de recibir el producto los olivos se vinieron abajo. Sufrieron un estrés palpable. Las hojas se vieron afectadas y muchas empezaron a caerse.
 Así he llegado a la última y más contundente conclusión: LO BARATO, como decía mi padre, ES CARO, incluso en estos tiempos de crisis. Ahora tendré que gastarme más dinero en recuperarlos y en alejar de mi vista esa marca que espero no hayaís utilizado nunca con mis mismos resultados.
Pero también como repetía mi padre y yo he oído siempre por nuestra tierra: DIOS APRIETA, PERO NO AHOGA.
Ha vuelto a llover y mis árboles, y me imagino que muchos de los vuestros,  ya lo están agradeciendo.
Incluso, muchos de nosotros ya hemos recibido la Subvención que, al menos, nos servirá para pagar las facturas pendientes más atrasadas y acuciantes.
Y todos estamos de acuerdo en que la nueva ministra no puede ser peor que la anterior.
Me he relajado hablando con vosotros y sintiendo todavía el olor y el sabor de la tierra mojada, después de tantos días de sequedad y de insomnio. La lluvia y vosotros, como yo, no podemos nunca de dejar de estar ahí, como árboles duros que acompañan a otros árboles que no pueden morir.

martes, 12 de octubre de 2010

CUANDO LOS OLIVOS SONRIEN, NOSOTROS NOS REIMOS

Ha venido la lluvia y con ella nuevas esperanzas. La cosecha de aceituna se espera buena. Estamos haciendo esfuerzos y muchos números para para poder curar y abonar nuestros olivos, pero ya el agua del cielo se necesitaba, y no sólo en el cultivo de secano, sino, incluso, en el de regadio.
 Ciertos pronósticos anuncian lluvias y alguna tormenta eléctrica hasta el lunes, 25. No puede ser un agua mala, porque no nos la merecemos mala.
 Nos hemos abrazado mucho a nuestros árboles este otoño. Les hemos dicho que confiamos en ellos, aunque el precio de su fruto no haya despegado, aunque nadie nos diga qué solución se va a tomar con nuestra producción. Sólo los tenemos a ellos para salvarnos y por ello sólo creemos en unos árboles.
Todas las almazaras y muchas cooperativas se asustan cuando se habla de fusión, de articular mecanismos de defensa frente a los compradores. Sólo estamos de acuerdo en confiar en nuestros olivos. Es como si esperasemos un milagro, porque vemos que ellos están con las ramas caidas por el suelo, al no poder soportar el peso de la aceituna. Pero ¿Será eso suficiente ?.
Sí, ya unicamente pensamos en la próxima buena campaña y estamos también animados, porque hemos oido que, quizá, pueda arreglarse el problema de las cabinas de los tractores que la tienen de dos postes: o bien parece que puede llegarse a un acuerdo técnico, o bien la vigilancia y las correspondientes multas van a ser practicamente nulas, hasta tal punto que se aconseja no acometer cambios ni gastos inmediatos.
La lluvia y la sonrisa de nuestros olivos nos dan fuerzas. Y a mí también el haber ganado, hace muy poco, una lucha difícil en la venta de las pipas de girasol. Ahora estoy estoy, como muchos de vosotros y con la risa de la lluvia, en la batalla de conseguir la devolución del IBI rústico de Córdoba.
Siempre tenemos o buscamos una razón, un motivo o una excusa para seguir adelante, porque, ella, ellos siguen ahí. NUESTRA TIERRA, NUESTROS FRUTOS.           

viernes, 1 de octubre de 2010

LOS OJOS BIEN ABIERTOS Y LOS CONTRATOS BIEN SUJETOS

Lo que sabía y no creía que me podría pasar a mí, me ha pasado y puede pasar, ahora todos los días, a cualquiera de nosotros.
 Me refiero, en concreto, a la venta del girasol. Durante los últimos años se lo he vendido a una empresa con la que pactaba un precio, al margen de los parámetros 9-2-40, exigidos para la óptima calidad y el precio siempre era, practicamente, el máximo. Este año, consciente de las dificultades habidas, a consecuencia de las inundaciones que perjudicaron la nascencia, insistí en si estaban de acuerdo en seguir con el mismo procedimiento. Ante la rotunda afirmación de ellos rehusé la oferta de otros dos compradores. Pero a la hora de la verdad y, a causa de las impurezas, originadas por el estado de la tierra, pretenden pagar la mitad de lo pactado.
 Estoy luchando para llegar a un acuerdo que veo difícil, ya que no se firmó ningún contrato.
Y os cuento todo esto, porque hoy como están las cosas ya las palabras no sirven ni en los cereales, ni en el aceite. Nadie tiene dinero y todos tenemos que vender para seguir viviendo. Los bancos exigen mucho para prestar dinero y las almazaras no lo adelantan, porque no lo tienen.
Y nosotros sin unirnos y los molinos sin fusionarse frente a esos compradores que nos manejan como a marionetas y se aprovechan de los cuidados que no dejamos de prestar a nuestros campos
A partir del 16 puede llegar el pago del  50% de la subvención de la P.A.C. Yo ya lo tengo comprometido, por más que el Sr. Delegado afirme que esa ayuda es suficiente para resolver nuestros problemas.
 Seguiré luchando, seguiremos luchando,con los ojos bien abiertos, porque, quizá, tambien esa ayuda se acabe y la dejen sólo para el olivar tradicional. Y suscribiré esos seguros que me he resistido a suscribir por su poca eficacia y su gran costo. Eso es lo que desde arriba nos piden y con lo que ellos se defienden.

martes, 21 de septiembre de 2010

LA VUELTA ES EL COMIENZO

La vuelta a la lucha del campo ha sido muy dura y, con el salitre del mar en la boca y el reflejo de la luna en mis manos, he tenido y estoy teniendo que hacer frente a embargos injustos de la Tesoreria General del Estado, a recogida de unas pipas que han producido poco y con parámetros que no alcanzan los requeridos para alcanzar una buena venta. Y también, y no podía ser de otra manera, me he visto obligada a amontonar datos, certificados y pruebas para solicitar la devolución del IBI rústico de Córdoba, porque, después de las inundaciones sufridas en esa provincia durante los pasados meses, no hay certeza de ayuda alguna, ni siquiera la de ENESA -como así me lo ha hecho deducir el Delegado Provincial en carta del 27 de agosto - para los agricultores que no suscribimos seguros agrarios .
A todo esto hay que sumar la liquidación del aceite de la pasada campaña, con un precio que se mantiene estancado, pero del que necesitamos el dinero para pensar en una posible y próxima cura para unos olivos que están mejores que nunca y de los que siempre, como padres amantes, aunque muchas veces equivocados, esperamos lo mejor.
Yo, como quizá muchos de vosotros, he pensado en mis sueños no volver, pero, cuando piso la tierra que pisan mis árboles y me abrazo a ellos y siento que ellos me abrazan a mí, sé que no puedo estar en otro sitio  y que la lucha por ellos es, en realidad la lucha por la vida, por la verdadera y primera vida. Ellos ahora están sorientes y son otra vez el comienzo.  

domingo, 1 de agosto de 2010

NOS REENCONTRAREMOS CON MÁS FUERZAS EN SEPTIEMBRE

Muchos de nosotros nos vamos a ir unos días de vacaciones durante este mes de Agosto. Los políticos, aunque sin merecerlo, también irán.
 Ojalá durante este corto tiempo todos tengamos la oportunidad de reflexionar responsablemente, a la sombra de un árbol o acariciados por el sonido del mar, sobre el duro camino que, sin titubeos y sin esperas, tendremos que abordar en otoño si las cosas siguen como ahora están.
Espero que el árbol y el agua nos fortalezcan para reencontrarnos en Septiembre con nuevas ganas,  porque estoy segura que será nuestra propia tierra la que nos vivifique en estos días de descanso.   

jueves, 29 de julio de 2010

LOS PERIÓDICOS TAMBIÉN LO DICEN

Estos días también  personas importantes relacionadas con nuestro mundo están expresando, en los periódicos y en las calles de Jaén sus opiniones acerca de la necesidad de concentrar la oferta y evitar que el precio del aceite dependa sólo de unos pocos, proponiendo establecer unos márgenes no abusivos de máximos y mínimos. Por todos lados se incentiva a las cooperativas y a nosotros, los agricultores, a dar pasos en ese sentido.
Y todos empezamos a percibir que algo nuevo tiene que surgir. Pero yo sigo preguntándome: ¿Quién nos despertará de una vez? ¿Cúal será la espoleta que, por fin, nos haga levantarnos y cogernos, sin miedo, de la mano?.
Estamos ya abocados a responder a esas preguntas. No podemos seguir así.

martes, 27 de julio de 2010

SE IMPONE YA UNA NUEVA ESTUCTURACIÓN DEL SECTOR

Ya todos estamos de acuerdo en que este Gobierno nos está llevando a la ruina y hemos empezado, poco a poco y, siempre, a nuestro pesar, a reducir gastos de jornales, abonos, fitosanitarios, que incomprensiblemente no han bajado y de los que no tenemos certeza  que lo hagan en Septiembre.
 Sí, en la desesperación y el desánimo todos estamos unidos, incluso los optimista que aún esperan un repunte del precio del aceite en Agosto, si bien es cierto que hoy, a diferencia de los últimos días, el extra virgen ha subido a 332 pts., el virgen a 303 pts. y el lampante a 274 pts.
Pero en lo que ya tenemos que coincidir todos, y urgentemente para que esta rueda no sólo nos arrase a nosotros, sino a la entera economía de nuestra provincia y de nuestra Comunidad, es en admitir que el sector productor necesita una nueva ESTRUCTURACIÓN,  estructuración que vengo predicando, en un desolado desierto, desde que me comunico con vosotros por medio de este blog.
Es evidente que nosotros, sólo nosotros con nuestra actitud y nuestro buen criterio, tenemos que favorecer el DIÁLOGO entre las distintas "afinidades" y la PROMOCIÓN de nuestro producto, dejando libertad para que cada componente negocie sus ventas y sus compras, valiéndose de la capacidad del grupo para negociar unos márgenes, que, en ambos sentidos, ventas y compras, obtengan, al menos, una rentabilidad mínima.
 Esto no es fácil,  pero nunca ha sido irrealizable llegar a acuerdos de mínimos y máximos, que beneficien a todos, a través de un diálogo sensato y realista.
  Las administraciones no hacen lo suficiente, no han sabido o no han querido hacerlo.Tiene que surgir algo, alguien con autoridad suficiente para poder adherirnos sin fisuras, en un proyecto global, a unos compromisos en los que todos estemos implicados.
 Y no esperamos a un MESIAS , nuestro Mesias está entre nosotros, somos nosotros. Conocemos  nuestros objetivos que están bien definidos y sólo tenemos que resolver, de una vez por todas, la forma de lograrlos.                    
  

miércoles, 21 de julio de 2010

LAS INUNDACIONES Y LAS INDEMNIZACIONES

El 6 de Julio el Delegado de Agricultura de Córdoba respondió a mi carta del 17 de Junio en la que le demandaba alguna vía efectiva de ayuda para los agricultores que, en la Campiña Alta de Córdoba, nos hemos visto afectado por esas lluvias que han destrozado nuestros cultivos y nuestras infraestructuras.
 En su escrito me comunica la publicación, el 26 de Junio, de una Orden que desarrolla el art. 6 de la ley 3/2010 de medidas urgentes para paliar los daños por catástrofes naturales en varias Comunidades Autónomas.
Yo no tengo contrtado ningún seguro y todos los compañeros agricultores, así como alguna organización agraria, consideraban inútil la presentación de mi solicitud.
 Fui personalmente a ENESA y allí me indicaron que esta indemnización se concedia para "paliar daños causados por riesgos extraordinarios no amparados por el Seguro Agrario Combinado". Esto y la carta del Delegado, conocedor por mis cartas de mi situación con respecto a los seguros, me animó definitivamente a acumular documentación y facturas justificativas y mañana mismo presentaré esa solicitud cuyo plazo se ha ampliado hasta el 30 de Julio.
Tengo alguna esperanza y, si recibiera alguna subvención, que, por otra parte considero justa, podría ser un signo de que, al menos en las inundaciones de este año, reconocen nuestras pérdidas y nuestras desgracias. Y ojalá pronto se den cuenta de que existimos y somos una fuente de riqueza, como el otro día manifestó Josep Puxeu.
Desde aquí os incito a todos los que habeis sufrido por causa de las lluvias a que presenteis vuestra solicitud. En esto también tenemos que estar ahora unidos.  

jueves, 8 de julio de 2010

TAMBIÉN HAY QUE HABLAR DEL TRIGO

El trigo está como el aceite, y diría que, incluso, peor.
 Hace quince días vendí el resto que me quedaba de la campaña pasada a 26 pts. Fui de aquellos que esperaba que pudiese subir hasta las 40.
He terminado de recoger el de esta campaña con los peores resultados por fanega de toda la historia de la finca. Las lluvias desproporcionadas de este año lo han dañado y me han hecho prestarle una atención especial, siempre con esa ilusión de poder sacarlo adelante.
 Y, en algún momento, pensé que lo habiamos salvado, que, al final no iba a ser un año tan catastrófico. Pero otra vez me equivoqué y necesito venderlo ya para contar con algo de liquidez. Estoy segura que no me van a dar por él más de 26 o 27 pts. La paja, sin embargo, por su escasez, este año me la pagan a más del doble que en años anteriores.
 Me aterroriza pensar que, en tiempos de mi padre, hace treita y cinco años, con jornales más bajos, abonos y fitosanitarios a precios más reducidos, se lo compraban a 28 pts. Sí, este año recoger el trigo me ha costado mucho dinero y no por mi culpa, ni por falta de cuidado. Han sido las lluvias y estos gobiernos que no se ocupan de los agricultores y que están provocando que esa hambre que se anuncia en el mundo sea más inminente y más injusta.

miércoles, 30 de junio de 2010

¿IGUAL O PEOR?

No sé si todo sigue igual o peor. Igual porque el precio del aceite no sube. Peor porque, ahora, no hay nadie que lo quiera comprar. Y yo, como me imagino muchos de vosotros, necesito, ahora, el dinero, que me supondría su venta, para hacer frente a facturas y préstamos que ya no esperan.
Y también sigue igual, la envidia que, a mí, siempre me produce saber que el Presidente de la República Francesa apoya a  cualquier sector de su agricultura en estos momentos de crisis.

















En efecto, recientemente Sarkozy ha manifestado su intención de poner de acuerdo a agricultores, industria y distribuidores para conseguir un acuerdo de moderación de márgenes en la venta de frutas y hortalizas en las tiendas. Y es tal la apuesta de este presidente por esta nueva medida que ha indicado que los que no la firmen serán penalizados. Francia va a estar al lado de los agricutores y quiere potenciar su posición en la cadena alimentaria para lo que se ha considerado fundamental una mejor organización de la oferta y la realización de contratos, en esta ocasión, en los sectores de las frutas y hortalizas.
Desde pequeña, he deseado ser francesa, sin saber muy bien por qué. Con el tiempo lo estoy aprendiendo cada día, a pesar de mis raíces de olivo y, precisamente, por mis raíces de olivo.

lunes, 21 de junio de 2010

TODO SIGUE IGUAL

Todo sigue igual para nosotros. El precio del aceite no ha subido para los productores, a pesar de haberlo hecho en las estanterias de los supermercados. El del trigo tampoco remonta, cuando estamos a punto de sacar la nueva cosecha y tenemos los almacenes llenos con la del año pasado. 
Nos hablan de la inminente falta de alimentos en el mundo y nuestro Gobierno se apunta como dos grandes logros de esa  Presidencia tan mediocre de la Unión Europea los acuerdos con Centroamérica, Perú y Colombia y el relanzamiento de las negociaciones con MERCOSUR.
La crisis nos invade. Todos los oídos y todas las bocas, al igual que todos los bolsillos, ya están cansados de olerla y de tocarla, pero la situación que soportan la agricultura y la ganadería españolas y europeas, con una caída de la renta agraria del 12% desde 2009,  es de las más preocupantes. Y bien nos hemos merecido que nuestro Gobierno, en este trimestre de presidencia, nos hubiera defendido, no sólo,     frente a producciones americanas que arrastran consecuencias dramáticas para muchos de nuestros sectores, sino también  frente a esos distribuidores que no tienen en cuenta al agricultor en ninguno de los eslabones de la cadena alimentaria.  
El otro día, cuando recibí la carta del Delegado de Agricultura y Pesca, sentí unos momentos de alivio que enseguida se fueron efumando. Hoy sólo confio en un grupo de Estados miembros de la U.E., liderados por Francia, para conseguir que se ejerza una defensa justa de los intereses agrarios europeos.
De todos modos, os mando mi respuesta a la carta del Delegado por si quereis leerla. Hay que obligar a que algo cambie.   

Muy Sr. mío:


He recibido su carta del 7 de Junio en respuesta a la mía del 29 de Abril y, supongo, que también a la del 29 de Mayo y quiero agradecerle la disposición que en ella muestra a prestar ayuda a los agricultores que tan afectados nos hemos visto con las pasadas lluvias.

Sin embargo, no recibo las noticias que esperaba, no me anuncia nada nuevo. Se refiere fundamentalmente a la ley 3/2010, publicada, pero que no va a producir efectos inmediatos.

Por lo que yo y muchos los agricultores nos veremos obligados a pagar próximamente, si no queremos recibir recargo, el I.B.I. y a hacernos cargo, sin ninguna subvención, de los gastos imprescindibles que hemos tenido que realizar y estamos realizando para salvar unas tierras cuyos productos, los míos concretamente cereal y olivar, no costean esos gastos.

Espero y confío que, por fin, el esfuerzo que me dice se está realizando por parte de todas la Administraciones surta algún efecto positivo y rápido para los agricultores que seguimos siendo los siempre olvidados y vemos, con desesperación, cómo se están dejando morir nuestros campos. Me gustaría recibir otras noticias suyas.

Atentamente.

lunes, 14 de junio de 2010

FIN DE SEMANA DE SUBIDA DE PRECIOS Y CARTA DEL DELEGADO

Este fin de semana todos nos hemos alegrado por la subida del precio del aceite en los grandes supermercados. Ahora el precio del litro oscila, en función de la tienda, entre 2,28, 2,30 ó 2,35 euros, cuando la semana pasada se pagaba a 1,80 y nuestro zumo servía, como lo venía haciendo ya durante meses, como reclamo comercial.
Han sido las campañas de inspecciones de calidad, que acomete la Junta y algunas asociaciones agrarias y que ya han provocado las correspondientes multas, las que han llevado a los establecimientos a optar por líquidos que no mostraran, ante posibles análisis, mezclas indeseables y no conformes a la clase de aceite expuesto en las estanterias.
Muchos de nuestros problemas se acabarían con unos etiquetados que correspondieran rigurosamente al contenido de la botella, y con unas inspecciones rigurosas. Es otra de las cosas que siempre estamos pidiendo y que hasta ahora sólo nos está llenando de preocupaciones a los productores y llenandos los bolsillos de los grandes distribuidores y las grades marcas. Nuestro aceite tiene que ser reconocido y defendido por su calidad tanto por nosotros, como por los consumidores.Quizá se empiece ver, por fin, un rayo que nos saque de tanta tiniebla.
 Y también este fin de semana he recibido la contestación de Delegado del Gobierno a mis cartas del 29 de Abril y de 29 de Mayo  donde le requería ayudas por los desastres que nos han provocado a muchos agricultores las pasadas lluvias. No indica nada que no conociéramos. No concreta fechas, ni actuaciones inmediatas. Menciona las medidas adoptadas por la Administración del Estado, recogidas en la ley 3/2010 de 10 de Marzo y las del resto de administraciones, en concreto la Junta de Andalucia, que a través de las O.P.A.S., Comunidades de Regantes y productores individuales han posibilitado la publicación de la mencionada ley, que todos sabemos que aún no ha causado los efectos deseados y tan necesarios.
 Señala, igualmente sin especificar, que la Conserjería de Agricultura y Pesca tiene lineas de subvenciones a las administraciones competentes para mejora y arreglo de las Infraestructuras.
 Al menos, al final, habla de ESFUERZO y DISPOSICIÓN de ayudar y eso, en estos tiempos, es un compromiso. Y yo este fin de semana he respirado un poco mejor.     

jueves, 3 de junio de 2010

LA MANIFESTACION DE MÉRIDA Y EUROPA

No encontré a nadie dispuesto a viajar conmigo hasta Mérida. Tampoco las asociaciones agrarias pusieron, como en Noviembre, autobuses para poder desplazarse hasta allí. Esta salud mía me impide conducir sóla y yo sentí no poder unirme a los gritos que, por unas horas, resonaron en el aire con nuestras quejas.
 La cifra de los asistentes se estima entre los 12.000 de los organizadores y los 5.500 de la Delegación del Gobierno en Extremadura. De miles de agricultores, sin precisar número, se habla en los medios de comunicación. Es evidente que esta vez muchos amigos y compañeros nuestros, se han quedado en casa ante la desconfianza que ya les provocan estos actos. 
Recabando toda la información que he podido he llegado a la confirmación de lo que venía percibiendo hace tiempo. La única solución, si hay alguna, nos tiene que llegar de Europa. A nuestros dirigentes no les interesamos en absoluto, hasta que la U.E. no les diga lo que tienen que hacer no harán nada. Sólo entonces atropelladamente se moverán.
Por eso lo que me ha parecido más positivo de esta manifestación es que, según las diferentes informaciones,  el Comisario Europeo de Agricultura, Dacian Ciolos, después de haber recibido a los representantes de las asociaciones agrarias y cooperativas agroalimentarias, se ha llevado una muy buena impresión de  Extremadura y de nuestros planteamientos. Y deseo que las palabras que pronunció en Mérida Miguel López, presidente de COAG, sobre las reformas de la PAC que "están sirviendo para desmantelar el sistema productivo y para cargarse la economía y el empleo rural" no se cumplan en la nueva PAC que se prepara.
 Este Comisario ha pedido la participación de agricultores y no agricultores para su elaboración. Hoy precisamente cumple el plazo de envio de sugerencias. Mi intervención ya está enviada y os voy a indicar la página web donde quizá alguno todavía se anime a escribir: http://ec.europa.eu//agriculture/cap-debate.
 Ya no tenemos más remedio que pensar como europeos y ponernos en manos de Europa. Estamos viendo lo que pasa en nuestro pais con nuestros gobernantes en agricultura y en los demás ámbitos.    

miércoles, 26 de mayo de 2010

EL ALMACENAMIENTO Y LAS EXPORTACIONES

El Gobierno no ha atendido la petición de la Consejera, Clara Aguilera y, por el momento, no vamos a contar con el almacenamiento privado del aceite. El año pasado lo conseguimos tarde, el 9 de Junio, pero a algunos nos sivió, al menos, para tranquilizarnos y esperar un cambio.
El cambio no se ha producido y las cosas para los pequeños agricultores han ido igual y, en muchos casos, peor, después de los daños ocasionados en cultivos e infraestructuras durante este invierno. Nadie de las altas esferas se ha dirigido a nosotros, no se ha hablado tampoco de nosotros en ningún medio de comunicación.
 Sólo hemos leido unas frias letras en alguna normativa, decreto y disposición adicional donde se marcan  medidas  excepcionales en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas. En Estimación Objetiva por Módulos "para paliar el efecto producido por el precio de los insumos en las actividades agrícolas y ganaderas en el año 2009". Y En Estimación Directa Simplificada, excepcionalmente como consecuencia de los daños producidos por los incendios forestales y otras catástrofes metereológicas y solamente en las zonas afectadas, se señalan" reducciones fiscales especiales para las actividadesa agrarias".
Con poco más vamos a contar. Las cosas están mal para todos y con nosotros hace tiempo que los gobiernos no cuentan.
Sin embargo la situación actual de bajada del euro favorece y facilita las exportaciones y estoy segura que los de siempre estarán ya haciendo sus buenos negocios. Ayer mismo supimos que el director de la Asociación de Exportadores de Aceite de Oliva y miembro de la Junta Directiva de la Interprofesional de nuestro aceite, Rafael Pico Lapuerta, había presentado en la Ciudad de México una campaña de promoción que costará más de 100.000 euros y que busca "asentar la imagen de España como enseña de calidad y generalizar el uso del aceite".
¿Por qué de estas operaciones no nos beneficiamos todos los sencillos trabajadores que apenas nos enteramos de estas cosas, porque no nos las cuentan ni nos las explican?.
Tenemos una gran riqueza en  nuestra tierra que nunca la hemos sabido nosotros mismos gestionar, que siempre está enriqueciendo a gentes que no han nacido debajo de un olivo. La hora de Mérida, nuestra hora tiene que llegar arrastrada sólo por nuestras fuerzas y nuestras ganas que son las de la tierra.

  

martes, 18 de mayo de 2010

LOS TIEMPOS ESTÁN CAMBIANDO Y NOSOTROS TAMBIÉN

La consejera de Agricultura de la Junta ha solicitado ya insistentemente a la Comisión Europea que ponga en marcha el mecanismo de almacenamiento privado del aceite.
Era, desde unos meses atrás, la reiterada petición de ASAJA, COAG y FAECA. Sin embargo UPA sigue, en estos momentos, sin apoyar una petición que a muchos agricultores nos benefició el año pasado. Argumentan que la salida posterior del aceite provocaría un exceso del producto que tampoco solucionaría el problema de los precios y más en una campaña donde ha habido una notable subida de la producción. Es cierto que el último dato que de ella tenemos, proporcionado por la AGENCIA PARA EL ACEITE DE OLIVA, es de 1.347.600 toneladas, un incremento del 32% respecto a la campaña anterior y del 30% con respecto a la media de las cuatro últimas campañas.
Los tiempos están cambiando y nosotros también tenemos que cambiar. estos no son los tiempos de nuestros abuelos ni de nuestros padres que sólo se preocupaban de llevar su aceite al molino y esperar a lo que quisieran darle por él. 
Ahora tenemos que concentrar, como empresarios unidos, nuestra gran oferta y hacernos fuertes ante esos compradores que nos chupan la sangre. No es ya comprensible que, en cualquier pequeño pueblo andaluz, haya una cooperativa y varias almazaras, la mayor parte de ellas actuando sin ninguna visión de mercado y de futuro moderna.
Es significativo tambien que, ante el lanzamiento, hecho por el Comisario Europeo de Agricultura, Dacian Ciolos, de unas páginas web para recoger aportaciones sobre el debate público del futuro de la P.A C., no haya apenas opiniónes españolas, siendo abundantes las francesas, las alemanas, las inglesas e incluso las italianas, cuando somos nosotros los olivareros andaluces y, en general todos los agricultores y ganaderos españoles, un sector que necesitamos la P.A.C, para poder sobrevivir.
Yo estoy sintetizando y fundamentando mis razones para mantener una nueva P.A.C. que nos sirva de motor económico, que garantice unos precios mínimos y una alimentacion y medioambiente saludables y un verdadero desarrollo sostenible a todos los europeos, agricultores y no agricultores. Los primeros días de Junio las mandaré a Bruselas. Y os animo a que vosotros también lo hagais. Estamos en tiempos difíciles y hay que luchar más. Todavía no hemos descubierto, del todo, los valores añadidos de nuestro gran producto.

martes, 11 de mayo de 2010

MÉRIDA ESTÁ AHÍ

Hay muchos foros de olivareros que, desde hace un tiempo, están pidiendo que se aproveche la reunión del Consejo de Ministros de Agricultura de la Unión Europea, que se celebrará en Mérida el próximo 1 de Junio,  para manifestarnos contra esta situación que se prolonga ya durante dos campañas y que nadie arregla, a pesar de las siempre prometedoras palabras que se pronuncian en esas inútiles reuniones de políticos en las que ya nadie confia.
 Las pronunciadas por el coordinador del grupo parlamentario del P.S.O.E. jienense, José Pliego, el 7 de Mayo fueron también preciosas. Se habló de medidas concretas para impulsar la subida de los precios del aceite. Se insistió, una vez más, en la importancia de la concentración de la oferta y en el problema de que los "productores no pintan nada" en la fijación del precio del aceite. Los problemas que nos sabemos de memoria, de los que hablamos y oimos hablar en los bares todos los días.
 ¿Pero quién los va a arreglar?.  No  las asociaciones agrarias, no los gobiernos, ni éste ni los que vengan. Somos nosotros los únicos responsables de lo que nos pasa. Ha llegado la hora, y yo lo estoy diciendo hace más de un año, de tomar nosotros nuestras riendas, de acudir a nuestras convocatorias para no permitir, por más tiempo, esta ruina a la que otros nos están abocando sin remedio.
La ocasión de Mérida está ahí. Y yo me sumo a esos foros que nos están llamando a concentrarnos, a  mirarnos a las caras, unas caras todas llenas de rabia e impotencia. Quizá eso nos de fuerza. Comprobaremos las mismas nuevas arrugas y los mismos nuevos rictus en las bocas de los compañeros.
No quiero pensar que, por no haber Ministerio de Agricultura, tampoco haya agricultores valientes capaces de darse la mano y de verse en esos ojos secos que tanto han visto y han sufrido. Extremadura sabe de lo que hablo y también tiene experiencia en gritar. Tiene toda la experiencia experiencia nuestra.     

martes, 4 de mayo de 2010

NUESTROS GRANDES ENEMIGOS NO DEJAN DE ACOSARNOS

Todo sigue igual. Naturalmente el Delegado de Agricultura no contestará a mi carta y no tenemos ninguna noticia que pueda alentarnos.
Sólo el Boletín Oficial del Estado ha anunciado exención de las cuotas del Impuesto de Bienes Inmuebles correspondientes al ejercicio de 2009 siempre que afecten a las explotaciones agrarias cuando se acrediten daños y destrozos en cosechas que constituyan siniestros no cubiertos por ninguna fórmula de aseguramiento público o privado. Pero no se señalan medidas ni se indican procedimientos. Como siempre, todo se deja en el aire y nosotros, también como siempre, nos contentamos con lo que hay, ya sin esperar nada, pero sin apenas poder sobrevivir.
Y mientras, el aceite sigue bajando o manteniéndose en unos precios que, de ninguna manera, nos pueden resultar rentables. Tampoco se alcanza el almacenamiento privado y quizá alguna culpa de eso también la tengan, nuestros peores enemigos, los grandes distribuidores, que compran a esos precios bajos sin permitir una  bajada que podría forzar la decisión que tanto esperamos muchos.
Sí, son esos distribuidores los que están haciendo bien las cosas. Frente a nuestra atomización, ellos están concentrados, muy bien concentrados. Lo vemos todos los días. Ahora con el grupo Sovena, segundo operador aceitero del mundo y proveedor de Mercadona, que pretende hacerse con el negocio de olivares "Proyecto Tierra" del Grupo SOS en Portugal. Con esta operación se pone de manifiesto la intención de estas dos grades empresas de contar con aceite de oliva de producción propia, reduciendo su dependencia del sector productor de aceite de oliva español. Y su objetivo, como el de otros tantos distribuidores, es seguir creciendo en otros paises donde las inversiones y los costes de producción son mucho más baratos: Marruecos,Tunez, etc., etc.
Ha llegado la hora de que nosotros también cambiemos nuestra mentalidad y olvidemos aquellos tiempos en que nos limitábamos a llevar nuestra aceituna al molino y a salir corriendo a esperar a lo que quisieran darnos por ella. Los tiempos nos devoran y el aceite de nuestra tierra tiene que ser valorado por su calidad, un aceite que no se refina, ni al que se le mezclan otros aceites, ni, por supuesto, de orujo.
Somos los mejores y distribuidores y compradores nos tienen que reconocer y premiar por ello y, sobre todo, esas administraciones que no se dan cuenta de lo que nuestra tierra tiene en sus campos.

sábado, 24 de abril de 2010

CARTA AL DELEGADO DE CÓRDOBA: PETICIÓN DE FIRMAS.

Acabo de escribir esta carta que os mando al Delegado de Agricultura de Córdoba. Le expongo mis preocupaciones y las vuestras. Después de escribirla me he dado cuenta que, si la firmamos muchos de nosotros y acompañamos la firma con nuestro D.N.I., será más eficaz.
Yo, al escribirla no he pensado sólo en mí, por eso os pido que también en esto nos unamos. Me gustaría mandársela el día 29, un mes después de haberle mandado el primer escrito. El próximo 29 de Mayo si no recibimos esas ayudas esperadas volveré a escribirle y así hasta que nos escuchen, pero no puedo ser una voz que resuena sóla en un desierto. Confio en vosotros. Sé que tenemos fuerza y ganas de cambiar una situación que nos desborda...


SR. DELEGADO DE AGRICULTURA Y PESCA DE CÓRDOBA


Muy Sr. Mio:

El pasado día 29 de Marzo le mandé, desde la O.C.A. de Baena, unas fotos de la campiña de Córdoba, concretamente del polígono 3, parcela 46 y del polígono 1, parcela 68 para que comprobara los daños que el temporal había causado a los agricultores de la zona.

Me imagino que habrá visto muchas fotos como esas y quizá con sus propios ojos. Lo que me extraña es que no me haya contestado, al menos para calmar mis, nuestras angustias, y que no se hayan tomado aún medidas efectivas e importantes para paliar esos daños y ayudarnos realmente a nosotros, los agricultores, que nos vemos ya obligados a reponer olivos, a quemar trigo inundado, a arreglar regueras y veredas para poder sembrar girasol, etc., etc.

Las cosas, no sé si realmente se ha percatado de ello, están muy difíciles para aquellos que, como yo, no hemos podido afrontar los elevados costes de los seguros agrarios.

Da la sensación de que, desde las administraciones, en vez de ayudarnos, nos están forzando, cada día con más apremio, a dejar abandonados nuestros cultivos, a pesar de que incluso ahora con nuestros pocos medios y sin ninguna ayuda ya hemos empezado a arreglar lo que podemos y Vd. puede comprobarlo si se da un paseo por esos campos que en cierta medida también dependen de Vd., de Vds. que están en el gobierno, un gobierno sostenido, desde hace mucho tiempo, por los agricultores y la clase trabajadora andaluza que ahora nos vemos abandonados, cuando no somos responsables de todo lo que nos ha ocurrido. No se han cuidado las infraestructuras, ni las hidrológicas ni las de caminos rurales. Se han dejado embalses abiertos sin previsión ni aprovechamiento de un agua tan necesaria en nuestra Comunidad. Y esas son sus labores como la de garantizar unos precios mínimos a nuestros productos para que podamos seguir viviendo, para que podamos hacer frente a catástrofes como ésta que no se declara oficialmente como tal en nuestra zona.

Y quiero que esta carta sirva de muestra de lo que pensamos los agricultores de Córdoba, los agricultores de todas las provincias andaluzas que sienten cada día cómo sus productos, su vida, muere más deprisa, sin que Vds. promulguen acciones que nos alienten, sin que ni siquiera, Vd. responda a un escrito que iba lleno de esperanza.

Es triste, pero aún espero una respuesta, una toma de medida eficaces, un poco de su tiempo para que pueda leer esta larga carta que me sale del fondo de las entrañas. No quiero pensar que no merezcamos ser tenidos en cuenta en una situación como la actual en que, tal vez, en nuestra tierra la agricultura, bien llevada, planeada y gestionada entre todos, y con las administraciones a la cabeza, pueda acoger, como de hecho lo ha hecho en la última campaña de aceituna, a muchos trabajadores que se han quedado sin trabajo, una agricultura moderna que puede proporcionar valor añadido a sus productos, llenándolos de tradición, calidad , turismo, gastronomía, paisaje y, en definitiva, auténtica SOSTENIBILIDAD.

Le he abierto mi alma y, sí, espero que oiga su llanto, el llanto de todos nosotros. Si no lo hace seguiré molestándole con mis lágrimas, con todas nuestras lágrimas, porque necesitamos mucho un apoyo.

Le saluda atentamente


29 de Abril de 2010

jueves, 22 de abril de 2010

¿QUIÉN NO CUMPLE SU TRABAJO?

A pesar de que el pasado 2 de Marzo Clara Aguilera, en Andujar, no descartaba la tramitación de ayudas excepcionales para paliar los daños provocados por el temporal en el campo andaluz  (no incluidos en las coberturas de riesgos de los seguros agrarios), todavía hoy no sabemos nada al respecto, pero la dimensión real de los enormes daños ya todos o la mayoría de nosotros la conocemos y la padecemos.  A pesar de que el 19 del mismo mes Zapatero anunciara pomposamente en Sevilla que estaban en marcha diversas actuaciones con caracter urgente, "fruto" del compromiso del Gobierno con la situación de la Comunidad, lo que se ha hecho, hasta hoy, ha sido muy poco, y no ha sevido para solventar de ninguna manera esa situación.
Lo más grave de todo es que los agricultores hemos empezado a arreglar nuestros campos, nuestros cultivos, a labrarlos, como mejor podemos, con mayor esmero, si cabe, que nunca, sin perder esa ilusión ni esa esperanza que locamente todavía nos impulsa hacia adelante. Y los olivos, con el agua recibida y con nuestro trabajo, se han puesto buenísimos.
 Nuestra recompensa está siendo que el aceite, con perspectivas de buena cosecha, está bajando. Las asociaciones agrarias están pidiendo el almacenamiento, pero tampoco de eso tenemos noticias.
 Nosotros sólo cuidamos  nuestros campos, sembramos cultivos, gastando esfuerzo y el dinero que ni sobra, ni tenemos, para hacer desaparecer regueras y cárcavas de las que muchas veces son responsables las administracciones que no han sabido ellas cuidar los caminos rurales,  las infraestructuras hidraúlicas, ni crear pantanos, ni prevenir una abundancia de lluvia en una clima, como el nuestro, en que el agua falta y la sequía siempre nos amenaza.
Y ahora somos nosotros los que estamos, sin ayudas, arreglando la tierra y nuestra única paga ha sido la bajada del aceite. ¿Cuanto tiempo seguiremos aguantando silencios de la Junta y el Gobierno? ¿Será necesario que les recordemos SUS RESPONSABILIDADES con nuevas movilizaciones?  Nosotros hacemos nuestro trabajo y cumplimos la palabra que les hemos dado a nuestros olivos, a nuestro campo. Pero, ¿Y  ellos? ¿O ES QUE TODAVÍA CREEN QUE, PORQUE TENEMOS UN POCO DE TIERRA Y LA AMAMOS, SOMOS AQUELLOS "SEÑORITOS ANDALUCES"  que no necesitaban, ni, quizá, merecían ayuda?     

martes, 13 de abril de 2010

OTRA VEZ ESPERANDO

Otra vez, después de las lluvias pasadas, necesitamos agua. La tierra se ha quedado muy dura. Es difícil labrarla y el olivo con el sol se ha empezado a despertar y pide un poco de su mejor alimento. Se anuncian nuevas lluvias. Desde hoy hasta el 26 las previsiones son favorables. Pero los pantanos siguen abiertos y es incomprensible que muchas comunidades de regantes estemos esperando la autorización para poder regar y poner en el agua ese abono que si se retrasa ya resulta inútil
Cada día más, los que, desde los gobiernos, dicen ocuparse de la agricultura nos demuestran, no sólo que esto no les interesa nada, sino que no tienen ni idea. Desde luego,  hace mucho tiempo que no se han manchado las manos o los zapatos de barro o de polvo.
 Y el precio del aceite sigue bajando, todos lo estamos viviendo, y no podemos permitir resbalar por la misma pendiente que nos estrelló la campaña pasada. Este año, no. Estamos muy escarmentados. El problema es que ya TODOS los sectores están muy escarmentados.

lunes, 5 de abril de 2010

OTRO EJEMPLO DE LO QUE NOS HACEN CADA DÍA

El otro día supe que un talador, que me trabaja bajo riguroso contrato, fue denunciado por  un agente del SEPRONA por estar talando en esos momentos en su propia parcela sin el traje reglamentario.
La multa impuesta asciende a 1.500 EUROS y el agente venía de Alcalá la Real. Es la primera noticia de una multa de ese calibre y por esos motivos en estos contornos. Todavía no le ha venido oficialmente la notificación de la cantidad, pero lo primero que yo he hecho es comprarle el equipo de seguridad a toda la cuadrilla, equipo que cuesta muy caro y que además, sobre todo el traje y el casco, e incluso también los zapatos, les resulta muy íncomodo a estos trabajadores y dudan que puedan podar con todos los elementos puestos. Son gente que lleva toda su vida talando olivos, que nunca han tenido ningún accidente y que no han sido consultados sobre lo que necesitan realmente para garantizar de una manera cómoda esa seguridad que todos queremos mantener en una tarea difícil que, en ocasiones, reconocemos puede convertirse en peligrosa.
Pero no es así como se tienen que hacer las cosas. Seguimos con otro ejemplo más del modelo de hacer las cosas en este país,  del modo de ayudar a la agricultura que se tiene en nuestra Andalucía. Multas exageradas que nos obligan a pagar y que nadie puede pagar. Siempre cargas, sin ningún respiro. LA AGRICULTURA SE MANTIENE PORQUE UNOS VIEJOS ROMÁNTICOS, UNOS VIEJOS, QUIZÁ POETAS, NO QUIEREN DEJAR MORIR SUS SUEÑOS, PERO NO NOS PERMITEN, NO QUIEREN QUE EL CAMPO SEA UNA EMPRESA RENTABLE, COMO ERA EN TIEMPOS DE MI PADRE, DE MIS ABUELOS QUE, DE ALGUNA MANERA, VEÍAN SU SUDOR Y SU ESFUERZO RECOMPENSADO.
Ahora yo he tenido que ponerme de acuerdo con otros agricultores vecinos y amigos, a quienes nos trabajan todos los años los mismos podadores, para, entre todos, comprarles el equipo. Si lo van a utilizar no lo sabe nadie, pero firmarán la hoja de haberlo recibido y estaremos pendientes de las futuras buenas noticias y ayudas que en los próximos días nos lleguen del SEPRONA o de otras de las administracciones que tanto se preocupan de nosotros. Vosotros también sabeis que nos vigilan, ¿pero alguna vez estaremos tranquilos ante tanta vigilancia? o ES QUE YA DEFINITIVAMENTE NOS QUIEREN ECHAR. 

martes, 30 de marzo de 2010

LAS FOTOS HABLAN SOLAS Y TODAS SE TIENEN QUE VER

 Ayer presenté en la OCA de mi municipio las fotos y la relación de los daños que el último temporal me han causado, sobre todo, en dos parcelas.
 La persona que me atendió ya era consciente del terrible perjuicio que estabamos sufriendo muchos agricultores de la comarca, pero me aseguró que le parecía improbable que se declarara la zona catastrófica. Están los grandes "SEGUROS" por medio y si no tienes seguro no tienes derecho a ninguna compensación económica. Yo no tengo ningún "SEGURO", son demasiado caros para los tiempos que corren. El único atisbo de esperanza que me señaló, y en el que yo aún confio, es que puedan conseguirse ayudas fiscales, sin especificar cúales ni cúantas.
Ante mi desesperación y mi impotencia, después de que en el Ayuntamiento previamente me habían dicho que "ellos de ese tema no sabían nada", mandé al Delegado de Agricultura de la Junta, allí mismo con sello de Registro, un escrito incluyendo fotos que sirvieran de ejemplo de todos los destrozos míos y de los vecinos.
Estoy convencida de que no me contestará, pero seguire haciéndolo periodicamente hasta que lo haga. No estoy dispuesta a bajar la cabeza y retirarme sumisa viendo cómo mis olivos, mi trigo están sufriendo porque yo sóla no puedo afrontar sus daños.
Mañana llevaré a ASAJA las mismas fotos con la carta que para el Delegado ha preparado esta asociación y otra vez os pido que en esto también estemos unidos. Todos los que hemos sido azotados por este temporal tenemos que presentarnos en masa, haciendo colas, a nuestras OCAs, a nuestros Ayuntamientos, a las asociaciones agrarias, día tras día como una gota de agua que los horade a ellos. Yo no voy a descansar hasta que nos digan algo, hasta que nos den soluciones. SÓLO PODEMOS CONFIAR EN NOSOTROS, SÓLO EN NOSOTROS PUEDE ESTAR LA AYUDA. MIS FOTOS HABLAN POR SÍ SOLAS Y LAS TUYAS TAMBIÉN.

martes, 23 de marzo de 2010

VISITA TRIUNFAL DE ZAPATERO

Zapatero se está volcando en Andalucia. Sevilla será su modelo para iniciar y promocionar su economía sostenible y en Canal Sur sigue hablando de la innovación, de la reducción de peonadas e incluso de la sanidad andaluzas y de los daños de ese temporal que a tantos ha dejado sin nada y que irremediablemente hay que paliar.
Pero los miles de agricultores que estuvimos escuchándole atentos, esperando que nos dedicara unas palabras nos sentimos otra vez indignados, utilizados y cada vez más defraudados.
 Nuestros campos, nuestros olivos, nuestra ganadería no interesan, no merecen, ni siquiera, una breve mención ni la calificación de zona catastrófica. Lo hemos vuelto a comprobar también en una intervención donde se pretendía conquistar nuestras vacilantes voluntades.
Y sí, Andalucía es una de sus grandes canteras para ganar las elecciones y se interesan por ella, porque sin ella y sin Barcelona les sería difícil vencer. Y Zapatero visita a Griñán, visita a Montilla. Hasta ahora el  gran voto socialista en nuestra tierra ha estado en el campo, pero el campo ya no quiere más desprecio, más mentiras.
No podemos esperar nada de nuestros gobernantes. Queremos ver que la reducción de las Consejerías que ha hecho Griñán nos va a afectar positivamente a nosotros y de eso no se habla.
Ojala tuvieramos nosotros sólos, los pequeños productores, las cooperativas y almazaras la posibilidad de unirnos para resistir las ofertas de los pocos distribuidores, que incontrolados, nos ofrecen por nuestro producto precios ridículos que, a veces, no podemos rechazar, agobiados por la necesidad.
 Este año no puede pasar lo del año pasado.Y ya los precios están bajos y ya hemos sufrido pérdidas en nuestras cosechas, en nuestras infraestructuras, pero de eso nadie habla, nadie nos habla. La agricultura sostenible no parece existir, ni servir, siquiera fuera para consolarnos. No somos bancos que esos seguro que sí son muy sostenibles.

jueves, 18 de marzo de 2010

¿Y AHORA QUÉ?

Las cosas no se arreglan con el alejamiento de las lluvias. La aceituna que nos queda por recoger está pegada en el suelo de tal manera que sólo nos quedan dos opciones, o bien dejarla triturada y ensangrentada en la tierra, o bien regarla par poder desprenderla, como ya han empezado a hacer algunos olivareros con el coste y la mano de obra que eso supone. Y los precios bajando y la calidad del aceite despreciada por los compradores.
Pero siempre buscamos, nosotros los sufridos agricutores, un motivo para seguir viviendo y ahora nuestros olivos están preciosos

miércoles, 10 de marzo de 2010

ESPERAMOS EL SOL

La lluvia ha continuado, aunque todos tenemos la esperanza que para final de semana se aleje de nosotros. Resulta difícil desear esto en nuestra tierra, pero hemos sufrido ya muchos perjuicios y queda todavía aceituna deteriorada y casi podrida por coger. Se han calculado en 930 millones de euros los daños causados por el temporal de diciembre y enero en toda Andalucía. Así por ejemplo en la provincia de Jaén se desglosan 90 millones de euros en infraestructuras y 200 millones en pérdida de aceituna. En la de de Sevilla 103 millones en cúltivos de cítricos, aceituna y hortícolas y en la de Córdoba, tomando datos de primeros de marzo, 250 millones, de ellos 92 de cosecha de olivar, naranja y cereal. Y todo esto tomando sólo como referencia las tres áreas más perjudicadas de la Autonomía, y no habiéndose estimado exactamente todavía los tremendos destrozos en  infractutura y cosecha de estas y otras muchas provincias.Todos sabemos que los daños desde enero se han visto grandemente incrementados. En febrero sólo hemos podido salir al campo 9 días y en marzo cinco con enormes dificultades, caminos y tractores sepultados por las aguas.
 Se habla de ayudas a la gente que ha tenido que abandonar sus casas y sus enseres. Hay conversaciones con Zapatero al respecto, eso es lo primero, lo primordial, lo que hay que hacer sin dilación alguna, pero también nosotros, todos los agricultores andaluces, al igual que lo están haciendo las asociaciones agrarias, tenemos que empujar. Hay que luchar, siempre luchar. Debemos acudir a nuestros Ayuntamientos con fotos, planos de nuestros destrozos para pedir ayuda, para que vean y comprueben nuestra realidad y para que inmediatamente se publique en el BOE, en el BOJA  decretos donde se hable, al menos, de exenciones fiscales, condonaciones de pagos a la Seguridad  Social, etc, etc., se declaren nuestras tierras zona catastrófica y se estipule un auténtico y eficaz Plan de Infraestructuras Hidraúlicas, cuyo abandono ha sido, como todos sabemos, una de las grandes causas de estas catástrofes. 
 Se tiene que hacer justicia con nosotros que, ni siquiera, en muchos casos, podemos entrar en nuestras parcelas. Han desaparecido caminos y veredas.  Necesitamos sentirnos protegidos y animados por nuestras Administraciones para  seguir luchando siempre con la mirada en el cielo y el sueño del olivo en la retina, de nuestra mirada depende mucha gente y mucha tierra.      

martes, 2 de marzo de 2010

M. TERESA FERNÁNDEZ DE LA VEGA EN ANDALUCÍA

Ojalá se cumplieran, que bien nos las tenemos merecidas, las palabras que la presidenta Fernández de la Vega dijo el sábado pasado, cuando visitó la zona inundada por las lluvias y la crecida del río Guadalquivir en el entorno de Palma del Río.
Pero me temo que fueran otra vez, sólo, las palabras bonitas que un político tiene que pronunciar en una circunstancia semejante, si quiere que los andaluces sigan votándole, palabras que ya nos hacen sonreir con rabia y pena a todos los que vivimos en esta tierra:"  EL GOBIERNO ESTÁ CON ANDALUCIA SIEMPRE, PERO MÁS QUE NUNCA EN ESTOS MOMENTOS DIFÍCILES, PUES SOMOS UN PAÍS, UN ESTADO SOLIDARIO Y NO VAMOS A DEJAR A NADIE EN LA ESTACADA".
Queremos hechos, acciones, ayudas concretas y rápidas, porque ya estamos en la agonía.
 Ella aseguró que una vez que el Ministerio del Interior haga una valoración de los daños se pueden tramitar ayudas y subvenciones que no olviden a nadie para "paliar en la medida de lo posible y cuanto antes" los perjuicios causados en viviendas y enseres, empresas, explotaciones agrícolas y ganaderas, cosechas, caminos, carreteras y otras infraestructuras.Palabras abstractas, siempre vacias. No habló de dinero -¿habrá ahora presupuesto para nosotros?- No habló de plazos de tiempo, de obras concretas que contengan el agua dentro de nuestras balsas,de nuestros embalses, tambíen los privados que tanto esfuerzo y sacrificio nos ha costado conseguir y que estan a punto de estallar. Los pronósticos de lluvia no son buenos y si no se hace algo muy pronto todos vamos a vernos nadando en el mar sin cosechas y desnudos. Habrá que creer o soñar con las palabras de la ministra.

jueves, 25 de febrero de 2010

SÓLO HABLAMOS YA DE UNA COSA


Ya no hablamos de otra cosa, en los pueblos y en las ciudades de nuestra tierra, que de la lluvia y de los daños que ella, la siempre esperada y deseada, nos está ahora causando. Y no sólo nos quejamos los agricultores que no podemos recoger la aceituna, que marrón y arrugada,  todavía está en el suelo, sino todos aquellos que, sin dedicarse a este oficio han visto inundarse sus casas y han tenido que salir de ellas con las manos vacias. Y eso lo hemos visto por T.V. y todos nos hemos sentido ellos: olivos,muebles, lágrimas.
Y el Gobierno y la Junta, como siempre, mirando hacia otro lado, sin hablar de indemnizaciones, sin pensar en arreglar caminos, carreteras ya inviables, sin decidirse de una vez a encontrar una estructura que permita almacenar el agua de lluvia excedente en nuevos pantanos u otras construcciones pensadas inteligentemente para el efecto. Ahora la mayoría de nuestros pantanos están abiertos, los rios desbordados y el agua fluyendo rápida y abundante al mar. Pero pronto lloraremos otra vez por ella porque sabemos que "la pertinaz sequía" está ahí, en la esquina, esperándonos. El clima está cambiando y nosotros tenemos que exigir ideas nuevas para poder afrontar ese cambio que ya empezamos todos a sentir y a sufrir. Porque seguir mirando al cielo, siempre seguiremos haciéndolo.     

miércoles, 17 de febrero de 2010

¿DE VERDAD SE VAN A OCUPAR DE NOSOTROS?

La visita a Jaén, el día 15 de Febrero, de miembros de las comisiones de Agricultura del Congreso y del Senado ha sido calificada por Teresa Vega, Delegada del Gobierno Andaluz, como "importantísima". Ella ha sido la promotora de la visita y de la reunión mantenida entre los senadores y diputados y los representantes del sector oleícola de la provincia: asociaciones agrarias, cooperativas y Mercado del Futuro del Acite de Oliva,
Los problemas expuestos por nuestros representantes han sido los que siempre planteamos, y ya sin descanso: Reconversión del aceite de oliva. Situación del mercado. Concentación de la oferta. Han sido actuales, claras y certeras las palabras de Gregorio López de la COAG: "Estamos recogiendo por debajo de los costes". También Teresa Vega reconoció que la visita y la reunión se han producido en un "momento transcendental para el sector que se ve enfrenta a los bajos precios del aceite, a los daños ocasionados por el temoral y a la próxima reforma de la PAC".
No ha transcendido, sin embargo, que se hablara del almacenamiento privado, aunque las organizaciones agrarias también consideran los precios muy por debajo de los costes mínimos de producción y contemplan la posibilidad de que se abra el almacenamiento privado si se perciben síntomas de perturbación en el mercado.
Lo importante es que se está empezando a hablar de nosotros, vienen a vernos de cerca, porque a todos nos está escandalizando la estrategia, cada vez más agresiva, de la gran distribución de mantener nuestro aceite como un producto reclamo a bajos precios.
Esto tiene que suponer un aliento de fuerza y energía para los que no queremos separarnos de nuestros olivos y estamos dispuestos a luchar por ellos hasta el final.       

viernes, 12 de febrero de 2010

¿QUÉ PASARÁ CON ESTA RECOLECCIÓN?

La recogida de la aceituna nos está está resultando muy difícil. Los días que nos atrevemos a salir los tractores se atascan o se averian invariablemente y el fruto, ya casi en su totalidad en el suelo, está, en muchos parajes, pegado a la tierra e imposible de recolectar
Queriamos agua, rezábamos por la lluvia y ahora esa misma lluvia ya, según las estimaciones del 15 de Enero, nos ha hecho perder en nuestra tierra el 20% de la cosecha. Al día de hoy, sin lugar a dudas las pérdidas serán mayores y seguirán siéndolo ante los pronósticos de precipitaciones anunciadas para los próximos días. La calidad del aceite, por la que  sabemos luchar los olivareros andaluces, es ya un sueño perdido y el precio del aceite no nos compensa todo nuestro trabajo y esfuerzo.
 Y es verdad que todos estamos contentos mojándonos, ahogándonos de agua. Sabemos que el año que viene habrá cosecha, cosecha que no teniamos segura. ¿Pero quién nos echa ahora una mano de ayuda y comprensión?
El Ministerio de Medio Rural, como sabemos, está ultimamente manteniendo reuniones periódicas con el sector, organizaciones agrarias incluidas, para avanzar en el ajuste de las medidas de financiación que  nos ayuden a salir de la crisis. La última se celebró el 9 de Febrero, pero los avances esperados fuero escasos. "LA SITUACIÓN ECONÓMICA ESTÁ MUY MAL Y NO HAY FONDOS PARA REPARTIR". Eso es lo que se nos dice, lo que se nos dice siempre, lo que estamos cansados de oir.
¿Nadie en el Gobierno o en la Junta se da cuenta que nosotros, con algo de apoyo, podríamos ser una solución a esa situación económica muy mala? ¿Y si todos nos viéramos obligados a abandonar nuestros campos? ¿Quién miraría al cielo? ¿Quién esperaría o temería la lluvia ? ¿Quién respiraría un aire limpio? 

lunes, 1 de febrero de 2010

NOTICIAS SOBRE LAS CABINAS


Estamos oyendo, hace unos días, hablar sobre las cabinas de los tractores. Hoy me he puesto en contacto con una de las persona que intenta solucionar, desde ASAJA, este problema y parece que los tractores con cuatro o seis postes, presentando un informe técnico- no se sabe si de una empresa asignada para esto o de un perito técnico, buscado individualmente por el agricultor- podrán pasar la I.T.V.
Sin embargo, con respecto a los tractores con arco de dos postes, menos numerosos que los anteriores, pero que suponen un 30% de la totalidad de los afectados, no se van a tomar, por el momento, ninguna medida positiva, aunque todas las organizaciones agrarias se están moviendo para conseguir que unos agricultores no se sientan injustamente tratados en comparación con otros.  
 Y también, por ahora, está claro que la marca de cabinas CHECA no son consideradas seguras por las administracciones y muchos de nosotros nos veremos obligados a cambiarlas si no ayudamos a las organizaciones, que ya están intentando conseguir igualdad en este tema, desde hace mucho tiempo.
Es un problema de muchos, somos muchos los que estamos implicados, muchos que ya sabemos lo que es estar unidos, hacer algo juntos para el bien de muchos, de todos, de nuestro campo que es nuestra vida.   

jueves, 28 de enero de 2010

PROMOCIÓN DEL ACEITE DE OLIVA

Es una buena noticia que la Diputación Provincial de Jaén, con la colaboración de la Cámara de Comercio de Jaén, haya impulsado el "PLAN PROMOCIONAL PARA EL SECTOR DEL ACEITE DE OLIVA VIRGEN".
Desde el día 25 hasta el 31 de Enero, ocho empresas canadienses y seis de Estados Unidos visitan y se interesan por empresas jienenses productoras de aceite de oliva y han sido quince las que han solicitado participar en estos encuentros. El número parece pequeño y es seguro que muchas pequeñas cooperativas y almazaras no han tenido noticias de esos contactos que pueden aportar un futuro alentador a la  primera y mayor provincia olivarera del mundo y que ya sabe que su única salida es apostar por la calidad de su producto. ¿Por qué no se publicita con tiempo y con los medios apropiados este tipo de hechos? ¿Es que se pretende siempre beneficiar a unos pocos? ¿A unos pocos que pueden ser siempre los mismos? ¿O es que tenemos miedo y todavía no nos atrevemos a salir fuera, a enfrentarnos con lo nuevo, con lo extranjero, con lo de lejos?
En Febrero estos encuentros se harán con empresas de Brasil y de México. Esperemos que la información llegue a todas las cooperativas y almazaras de la capital y de los pueblos y que sean muchas las que se animen con nuevas perspectivas.
También el 1 de Febrero, la directora general de Industria y Mercados Alimentarios del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, Isabel Bombal, presentará la Campaña de Promoción de Aceite de Oliva en Europa, que forma parte del Programa de Promoción, promovido por la Organización Interprofesional del Aceite de  Oliva de España.
Sí, necesitamos ánimo. La recogida está siendo dificil, los tractores se atascan en el barro, los rendimientos, con casi la totalidad de la aceituna en el suelo, son cada día más bajos y el precio del aceite ha dejado de subir. Y muchos pequeños olivareros temen ver los domingos, en sus pocas fanegas, los caballos de la guardia civil que puede obligarles a dejar esa aceituna con la que sueñan en el suelo. Se dijo que se iba a ir contra ellos y están cumpliéndolo, porque esas cosas se hacen muy bien.
La promoción de nuestro líquido, por todos los lados, es otra cosa. No todos podemos o sabemos aprovecharnos de ella. Necesitamos información clara y nueva cultura agraria para acceder a ella.