miércoles, 19 de diciembre de 2012

NUNCA SE ACIERTA CON EL ACEITE


Seguiré mirando al cielo, aunque los olivos estén preciosos, preparados para la nueva cosecha, tiernos como en primavera y les sobre agua que les puede perjudicar.
Ellos estarán siempre ahí bajo un cielo gris o radiente y me sostendrán en mis muchas equivocaciones y pocos aciertos en este mundo en que la comercializacion y la venta de su líquido tendrá que ser regulada por los hombres y mujeres que los vivimos y recibimos de ellos la energia y la fuerza para seguir pegados a la tierra como árboles, igual que ellos.
Yo, como muchos de vosotros me imagino, no disponiendo de liquidez alguna y sin ánimos para acudir a los Bancos, después desde esperado, sin resultado, desde los primeros días de Diciembre,  la tabla de salvación del segundo pago de la subvención de la PAC, he tenido que liquidar a un precio más bajo del que había estado vendiendo en Septiembre y en Octubre.
Y ayer me llegó la subvención, al mismo tiempo que el cobro de la venta del aceite realizada antes de esa subida meteórica, rápida y sorpresiva  de su precio  promovida, según muchas fuentes y comentarios, por el grupo MIGASA que pretendía defenderse de especuladoress que jugaban a la bajada de nuestro oro que empezaba a brillar.
Hoy ya el precio ha vuelto a bajar. Hoy ya es imposible vender a las 400 pts. con las que todos nos conformamos en una campaña muy escasa y con poco rendimiento, especialmente en nuestra provincia de Jaén frente a comarcas, como la campiña de Córdoba, tradicionalmente caracterizada por sus bajos rendimientos. Hoy, otra vez, estamos inseguros y expuestos a los manejos de los especuladores y de las grandes comercializadoras.
De ahí mi lucha y mis gritos continuos para unir a la gente que amamos a nuestros olivos. No podemos estar en un perpetuo tobogán, en una tómbola azarosa. Tenemos que potenciar nuestro producto y hacerlo valorar con la cabeza bien alta, mirando a las alturas y con las manos y los pies hundidos en su misma tierra para no abandonarlos nunca. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario